La promoción no termina en Facebook

La promoción no termina en Facebook: las redes de la comunidad lectora

Los recursos de autopromoción y publicidad de los escritores no se limitan a aquellas redes sociales que son ampliamente conocidas por todos (me refiero a Twitter, Instagram, Facebook, entre otras). El tejido es mucho más amplio y la cadena se encuentra mejor enhebrada de lo que, a simple vista, suponemos. Y es que el mundo de la medialidad y sus redes se ha convertido, y así sucede cada vez más, no solo en un recurso otro que el escritor o los lectores tienen a mano, sino en una necesidad real que conecta a toda la aldea global, al receptor con la obra, al receptor con el autor, y al autor con un potencial público que siempre está ávido de conocer nuevas propuestas y voces.

Herramientas de promoción imprescindibles para los autores

Siempre me he considerado mejor lectora que escritora, y este es un fenómeno que no creo se limite a mi particular percepción del mundo del arte de la escritura: otro autores, como yo, también defienden a capa y espada su condición de lectores especializados, su contacto con las dinámicas siempre intensas de la lectura. Es por eso que, al invitarles a dialogar conmigo sobre estas otras redes sociales que pueden fungir como importantes herramientas de promoción para los autores, lo hago —primero que nada— desde mi condición como lectora, pues considero que son redes tan importantes para el receptor de la obra como para aquel o aquella que la crea.

La promoción en las redes de nicho: un indicador del éxito de una obra

La promoción en las redes de nicho

Casi todas las redes que mencionaré han alcanzado un altísimo grado de desarrollo y han gestado comunidades globales de intercambio de ideas, referencias, gustos lectores e, incluso, han combinado el ejercicio crítico con la gestión personal. Son redes que sirven como magníficos indicadores del éxito de una obra en un contexto determinado o que permiten calibrar el impacto de un libro o un autor en una comunidad de lectores afines. Un ejemplo clarísimo de esta afirmación es la plataforma Goodreads, que existe como una suerte de comunidad virtual de catalogación de autores y libros mediante un sistema de puntuación (determinado por estrellas, de 1 a 5 de acuerdo a la votación de los lectores). ¿De qué manera puede esto beneficiar a un escritor? Se lee claramente: a través del sistema de valoración de la obra, Goodreads ofrece la posibilidad de que lectores de todo el mundo, interesados en un género, un tipo de libro, o simplemente en la voz concreta de un autor, puedan rastrear sus textos y expresar sus opiniones no solo a manera de un puntaje mediante estrellas, sino también ejerciendo la crítica literaria a través de reseñas lectoras en las que manifiesta su interés, recomendaciones, agrado y desagrado sobre un libro en particular. Goodreads también permite que los lectores creen grupos de sugerencia y de discusión sobre autores y textos; una cadena de conexiones democráticas de criterios en la cual los lectores se convierten en verdaderos actantes del proceso.

Una verdadera dimensión de posibilidades en Goodreads

Goodreads se ha convertido en una herramientas indispensable para los buenos lectores del mundo que buscan referencias o se aventuran a comprar el libro de un autor relativa o totalmente desconocido. Por eso, es recomendable que los escritores visualicemos esta red en su verdadera dimensión de posibilidades y que empleemos sus recursos de manera sabia, en beneficio de la obra y de la promoción de nuestro trabajo. Primero, ha de entenderse como una comunidad de lectores que se encuentran, a su vez, ligados a los libros que realmente le interesan; esta red de criterios le permite al escritor conectar, a su vez, con aquel público que se ha vinculado con sus textos. Además, la plataforma le ofrece al escritor la posibilidad de crear sus propio perfil y colocar en este sus libros publicados, de forma tal que los seguidores de dicho perfil puedan acceder, de forma fácil, a los links que llevan a la compra del producto libro en las principales tiendas virtuales de Internet. El escritor, si aprende a manejar su perfil adecuadamente, podrá calibrar su éxito entre un grupo determinado de lectores y mantener a estos actualizados de las novedades de publicación, impulsando así, por ejemplo, el nacimiento de un nuevo libro y su posterior comercialización.

Lecturalia: otra red social dedicada a la literatura

Por su parte, Lecturalia es una red social temática dedicada a la literatura. Semejante a como sucede en Goodreads, en Lecturalia se ha desarrollado una comunidad de receptores que recomiendan libros y lo valoran de acuerdo a sus criterios de calidad particulares. Los lectores también tienen la posibilidad de escribir sus reseñas, en la cual señalan méritos y deméritos del libro; reseñas que, dicho sea de paso, pueden ser tan descarnadas como apasionadas. Más que una red, Lecturalia puede entenderse como un centro de información literaria, en el cual no solo aparecen opiniones sobre las últimas novedades, sino también recursos para escritores tales como premios o eventos que conectan al autor con las dinámicas del mundo editorial. Para un autor, una red como Lecturalia puede servirle como un centro de referencia para calibrar su obra pero, más que eso, es también un espacio —siempre necesario— para dialogar con la referencialidad del mundo del lector; asunto que no todos los escritores saben  aprovechar y explorar en su justa medida. Un tanto semejante podría decirse de Tú Que Lees, otra plataforma de conexión entre lectores y autores, aunque es preciso añadir que los primeros ocupan el lugar fundamental. Eso no significa a priori que los autores no puedan aprovechar estos espacios en beneficio de promocionar obra e imagen, simplemente exige adaptación y moldeabilidad, creatividad y dinamismo para que el escritor sepa aprovechar los recursos disponibles en la plataforma de forma tal que estos visibilicen aquello que el autor desee.

Compartir las reseñas de los lectores: el camino hacia nuevas miradas

Por ejemplo, un buen recurso para un autor puede ser el hecho de compartir las puntuaciones de sus libros o las reseñas que los lectores han vertido sobre su obra en otras redes sociales, tal vez Facebook. Esto permite que el flujo de información y conocimiento sobre un libro determinado no se detenga con su publicación y que este título pueda estar a las manos de potenciales lectores en el futuro. Una acción tan simple como esta nos garantiza que nuestros textos siempre reciban nuevas miradas.

Wattpad: la plataforma social de narrativa más amada del mundo

Como punto y aparte, he dejado para el final de este artículo a Wattpad. Su apk en Google Play se promociona como la plataforma social de narrativa más amada del mundo. Millones de lectores y un tanto semejante de autores se encuentran en conexión dentro de esta red, hecho significativo que pone en relieve la cantidad de flujo de ideas que en Wattpad se maneja. No es solo una red social para lectores, sino que permite que jóvenes —y no tan jóvenes— aspirantes a escritores puedan publicar online sus obras dentro de la plataforma para que los usarios puedan leerlas de forma gratuita. Desde fanfics hasta la novela y la poesía, en Wattpad existe, precisamente, un espacio para todos aquellos con inquietudes literarias creativas. No tengo que resaltar qué importancia puede tener este simple gesto para un lector novel o poco conocido: se lee a simple vista. Muchos de los nuevos autores de Wattpad son jóvenes, la llamada generación de los millenials, hacia la cual la industria internacional del libro se encuentra por completo vertida en búsqueda de ganar nuevos y más asiduos lectores. No son pocos los autores de Wattpad que, luego de haber tenido éxito en la plataforma, han logrado contratos con editoriales de mediana y gran envergadura, y han entrado así al mundo de la edición tradicional por la puerta amplia. Algunos de estos autores, incluso, han logrado llegar a la pantalla grande. Y esto no es algo que solo suceda en el mundo de la literatura anglófona, ya que hay varios ejemplos de escritores en lengua española, y no pocos del contexto regional latinoamericano, que han logrado este salto editorial. En Wattpad hay un marcado interés por la literatura escrita por mujeres, el fanfic, el romance y algunos subgéneros de la fantasía.

Un reconocimiento anual a los escritores de Wattpad

Wattpad también premia anualmente a sus escritores con el Watty, un reconocimiento que se concede tanto por la popularidad como por la calidad de las historias. Es interesante porque, aunque la mayor parte de lo publicado en Wattpad está al libre alcance de los lectores —es decir, el material es gratis—, también existe un sistema de apoyo al escritor denominado “Historias pagadas” . El autor recibe dinero —monedas de Wattpad— de sus lectores; quienes ofrecen un pago por continuar leyendo una historia cuyos primeros capítulos, a modo de gancho, se encontraban gratis.

En busca de un nuevo nicho para la promoción de los escritores y sus obras

A través de estas redes y de los hilos comunitarios que se establecen a través de ellas, un escritor puede encontrar un nuevo nicho para explorar el alcance de su obra, promocionar su imagen y llegar, incluso, a horizontes diversos y casi inalcanzables. Siempre advierto que toda red y comunidad online tiene sus luces y también sus sombras. Es solo necesario saber explorar la zona luminosa y conocer la oscura, pues solo así nace un mejor escritor o, como bien me gusta definir, un mejor lector especializado.

Le recomendamos: Biografía de Elaine Vilar; libro Dime, bruja que destellas; libro Las criaturas del silencio; artículo Las redes sociales son una pecera y no todos los peces son de colores; artículo Las redes sociales. Nadar a gusto en el microcosmos creativo; artículo Pulsar las cuerdas de la autopromoción.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.