Doce consejos a quienes comienzan a escribir para los niños

Eldys Baratute.

1- Nunca pienses que escribir para los niños y el resto de la familia es cosa fácil, por el contrario, cuando alguna idea tonta o demasiado sencilla se te ocurre y no tienes las herramientas para convertirla en algo que pueda emocionar, que haga reír o llorar a alguien, que alegre o entristezca, deséchala de inmediato.

2- Cuando estés frente a la página en blanco, nunca pienses en un único lector. Ahora tienes la oportunidad de que te lean tantas personas como habitantes existen en el planeta. No la desaproveches. Quien escribe para niños lo hace para toda la familia.

3- No escribas si no tienes el corazón en las manos. Toda pasión, toda emoción, toda alegría o dolor que reflejen tus textos saldrá de ese corazón. Cuando termines, lo regresas a su lugar, cuidadosamente, para que no se dañe.

4- No existen temas ni técnicas literarias que no puedes explorar, recuerda que allá afuera existen muchos lectores, siempre habrá alguno que se sienta identificado con lo que le quieres decir al mundo. Solo tú sabes la historia que necesitas contar, el poema que necesitas escribir, y solo estos (la historia o el poema) te pedirán como deben ser escritos.

5- Escribe solo de lo que conoces, lo que mueve tus sentimientos, te alegra o te entristece. Si no hay emoción en ti, nunca lograrás emoción en tus lectores.

6- Nunca confíes en los años que tiene el lector para determinar si pudiera disfrutar o no de tus textos. La edad sicológica es mucho más importante. Y todos los lectores tenemos una edad sicológica diferente que depende, sobre todo, de los libros que hemos leído, los referentes culturales, el medio en el que nos desarrollamos, los amigos, los intereses, e incluso las circunstancias que rodean el acto de abrir tu libro.

Otros consejos fundamentales a la hora de crear

Otros consejos fundamentales a la hora de crear

7- Cada tema de que vayas a escribir, por sencillo que sea, merece toda la investigación que puedas, si no te sientes como pez en el agua a la hora de escribir, es muy difícil que logres guiar a tus lectores por una lectura cómoda.

8- Vigila atentamente el mundo que te rodea. No solo a los niños, sus padres y sus abuelos, también vigila a los mamíferos, las aves, los peces, los arácnidos, las flores, las plantas medicinales y las que no lo son, las sillas, mesas, ventiladores y cuanto objeto encuentres a tu paso. Para escribir tienes que construir un mundo lleno de muchas de esas cosas, y de otras.

9- ¿Verdad?, ¿realidad? Son conceptos que ya puedes alejar de tu vida. A partir de ahora eres un alquimista, alguien que está transformando todo el tiempo lo que encuentra a su paso y para el que no existe la verdad, la mentira o la realidad. Construyes tu mundo con un poco de cada cosa.

10- Crea tu zona de confort en el momento en que vas a escribir. Escucha música, mira el paisaje que tienes cerca o disfruta del silencio. Solo tú sabes cuales son las condiciones que necesitas para que ese acto sea de verdadero placer.

11- Cuando te comiences a aburrir, deja de escribir inmediatamente. Evita que los lectores se aburran cuando lleguen a ese mismo punto.

12- Lee todo lo que te caiga en las manos, novelas, cuentos, poemas, ensayos, biografías y artículos periodísticos. Lee a autores jóvenes o consagrados, clásicos o contemporáneos. Para construir ese mundo en que te empeñas, necesitas la ayuda de otros muchos libros y autores.

Le recomendamos: autor Eldys Baratute Benavideslibros La comarca de la abuela ChichaEsto no es un cuento chinoEl pájaro de fuego

Artículos relacionados: Nueve consejos para escritores de literatura infantilEscribir para los niños: la verdad de la memoriaCómo escribir para los niños sin morir en el intentoEl arte de escribir para los niños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.